La producción poética de la Generación del 27

thGOEW1BYR        Seguimos repasando la historia de la nuestra literatura y, ahora, le toca el turno a la POESÍA. De esta forma, a lo largo de este tema revisaremos las principales corrientes líricas del siglo XX.

     Como obra de lectura, de acuerdo con las directrices de la EBAU, leeremos la Antología del grupo poético del 27 (edición de Vicente Gaos). Por ello, os recuerdo que os hagáis con un ejemplar bien en la biblioteca (la nuestra o cualquiera de la ciudad) o descarga-1comprándolo (¡qué bonito recuerdo!), pues este lunes comenzaremos a comentar los poemas en clase. La lectura y estudio de esta obra la llevaremos a cabo a través del siguiente documento que recoge de forma sucinta los poemas más relevantes de los distintos autores que componen esta Antología con sus respectivos comentarios. Para ello, te recomiendo que rellenes el cuadro resumen que te hemos entregado en clase, pues te ayudará a sistematizar esta lectura.

Guía de lectura

               Para el estudio de este tema seguiremos los apuntes que os dejo en el siguiente enlace. Parece un tema muy extenso; sin embargo, si os fijáis en ellos, veréis que están redactados con dos estilos de letra diferentes. Esto se debe a que en ellos se ha incluido también  un resumen de la introducción de la Antología que vamos a leer en clase:

poesia-sigloxx

DEL SIMBOLISMO A LAS VANGUARDIAS

         Desde finales del siglo XIX surgen en Europa y América corrientes de ideas de tipo disidente o inconformista. En las Artes y en las Letras cunden impulsos renovadores frente a las tendencias vigentes.

          En España, las ansias de renovación se producen en medio de la decadencia política y el marasmo social. Muchos de los escritores jóvenes abominan de la realidad que ven en torno y se alzan contra la literatura inmediatamente anterior.

         Al principio se llamó modernistas a todos los escritores animados por tales impulsos innovadores; aunque adoptaron variadas posturas estéticas e ideológicas, todos ellos coincidían en su actitud rebelde frente a los valores burgueses. Pero con el tiempo, el término modernista se fue reservando para designar a aquellos autores (especialmente poetas) que se despegaron del mundo que aborrecían y encauzaron su inconformismo hacia la búsqueda de la belleza.

         Y, al mismo tiempo, se creó la etiqueta de Generación del 98 para aquellos autores españoles (especialmente prosistas) que se orientaban más bien a profundizar en problemas humanos o a analizar críticamente la penosa realidad española.

        En primer lugar, nos vamos a centrar en el Modernismo, cuya concepción más restringida lo considera como un movimiento literario que se desarrolla aproximadamente entre 1885 y 1915. Tiene su cuna en Hispanoamérica y su principal impulsor y máximo representante es el escritor nicaragüense Rubén Darío. Sin embargo, esta nueva forma de enfrentarse al mundo tiene consideraciones más amplias como podemos ver en el siguiente vídeo de la Fundación Zuloaga:

 

De forma paralela, la Generación del 98 es un grupo de escritores que toma su nombre del desastre colonial. Utilizan la literatura para criticar la situación de España y proponer nuevos valores morales. Veamos como nos lo presenta el siguiente vídeo de la misma fundación:

 

 

Por último, en el siguiente vídeo se presenta la relación entre ambos movimientos:

 

 

El autor que mejor representa esta relación es Antonio Machado (Sevilla, 1883-Coillure, 1939) quien se inicia en la estética modernista Soledades (1903) dominada por un simbolismo sensorial, para evolucionar a su gran obra Campos de Castilla (1912) plenamente inserta en la temática noventaiochista. Si quieres saber más sobre este poeta puedes visitar la página de RTVE, donde podrás ver un interesante documental sobre este autor.

Asimismo, dentro de la estética del  Novecentismo /Generación de 1914 (literatura de corte intelectual para minorías)  debemos destacar la figura del ilustre poeta, premio Nobel de literatura en 1956, Juan Ramón Jiménez.

Para ello os recomiendo este interesante reportaje de Canal Sur que aborda su vida y su literatura:

 

 

Además, si tenéis tiempo y deseáis profundizar en su vida y obra, podéis ver la película La luz con el tiempo dentro, estrenada este mes de marzo y  dirigida por Antonio Gonzalo o visitar la página web de la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez en la que, además de datos biográficos y literarios de este autor y su esposa, se refieren todas las actividades relacionadas con el poeta.

 

LAS VANGUARDIAS

       Las podemos definir como un conjunto de movimientos artísticos renovadores

La persistencia de la memoria, Salvador Dalí (1931)

La persistencia de la memoria, Salvador Dalí (1931)

que se producen en Europa durante el primer tercio del siglo XX. Estos se  denominan también  ismos y en ellos se sitúan autores jóvenes que desean abrirse paso al margen de la cultura oficial. Como veremos, se suceden en Europa a un ritmo vertiginoso y no tienen un carácter exclusivamente literario, sino que afectan profundamente a las artes plásticas y proyectan su reflejo en casi todos los ámbitos de la cultura.

   Las principales características de las vanguardias son:

  • Ruptura radical con las normas del pasado
  • Búsqueda de la originalidad a través de la experimentación: no imitan ni copian la realidad, sino que buscan nuevas formas de expresión

   Para abrir el tema os recomiendo el siguiente vídeo de Carlos Divo, que recoge de forma sucinta las distintas vanguardias:

 

Aspectos que quedan sintetizados en la siguiente tabla:

 

CUBISMO Aporta los caligramas o poemas en los que los versos forman imágenes…
FUTURISMO Alaba la belleza de las máquinas y la emoción ante la velocidad y la técnica. Pedro Salinas escribió “Oda a la máquina de escribir”
DADAÍSMO Propone una literatura humorística, en la que no interviene para nada la lógica ni la razón.
EXPRESIONISMO Ofrece una visión pesimista de la realidad y defiende el pacifismo.
SURREALISMO Es el movimiento más revolucionario y de más influencia. Su objetivo es cambiar la vida del ser humano liberándolo de las ataduras que lo esclavizan. Exploran el mundo del subconsciente, para liberar los impulsos reprimidos. Emplean técnicas como la escritura automática que consiste en escribir todo lo que pasa por la mente sin pasar por el filtro de la razón

Y para profundizar un poco, os recomiendo este audio en el que la catedrática Nieves Baranda Leturio repasa los movimientos de vanguardia que se producen en el período de entreguerras europeo:

 Las Vanguardias

 

PRODUCCIÓN POÉTICA DEL 27

      Las distintas corrientes que hemos visto hasta ahora, y, sobre todo, la figura de Juan Ramón Jiménez (como padre espiritual y mentor del grupo) junto a las Vanguardias, suponen las principales influencias en la denominada Generación del 27. Para ir entrando en el tema, os recomiendo, este breve vídeo del profesor Antonio García Garmendia en el que se repasan algunas de las características principales de este grupo poético:

TENDENCIAS DE LA LÍRICA DESDE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX HASTA LA ACTUALIDAD

            La Guerra Civil española y la Segunda Guerra Mundial marcan el gran corte untitledliterario del siglo XX. La europeización de España en los años 60 y el mayo francés de 1968, la muerte de Franco en 1975 y la democracia en los años siguientes son acontecimientos de suma importancia.

El ascenso y caída de la poesía social -entre 1939 y 1968- se ajusta bien a esos cambios históricos. La generación de los 50 tendió más a una poesía individual, de la “experiencia”, pero mantuvo un claro tono ético y civil.

La generación de los 70 renovó tanto el lenguaje poético como los temas. La generación de los 80, por su parte, presenta una gran diversidad de tendencias.

Poesía de los años 40:

Poesía arraigada

Se llama así a la poesía que escribió un grupo de poetas en los años 40, más interesados en la perfección del verso y en la expresión de la belleza que en pintar la situación del momento. En sus versos acudieron a los sentimientos religiosos o a los temas tradicionales (paisaje, amor). Pretendían conseguir un lenguaje sereno y clásico, evitando los sentimientos doloridos y los gritos de angustia. Por ello, su actitud es distante y fría.

Poesía desarraigada

En la misma década de los 40, contra el esteticismo clasicista de los “arraigados” surge una reacción en otros poetas a los que se llama “desarraigados”.

Un hito importante de esta poesía es la publicación de Hijos de la ira (1944) por Dámaso Alonso. Sus poemas, de carácter existencial, están llenos de angustia.

Sus poemas, de carácter existencial, están llenos de angustia. Espadaña es la revista en la que publica sus poemas este grupo de poetas encabezados por Victoriano Crémer y Eugenio de Nora.

INSOMNIO

Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las últimas estadísticas).
A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo en este nicho en el que hace 45 años que me pudro,
y paso largas horas oyendo gemir al huracán, o ladrar los perros, o fluir blandamente la luz de la luna.
Y paso largas horas gimiendo como el huracán, ladrando como un perro enfurecido, fluyendo como la leche de la ubre caliente de una gran vaca amarilla.
Y paso largas horas preguntándole a Dios, preguntándole por qué se pudre lentamente mi alma,
por qué se pudren más de un millón de cadáveres en esta ciudad de Madrid,
por qué mil millones de cadáveres se pudren lentamente en el mundo.
Dime, ¿qué huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?
¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día, las tristes azucenas letales de tus noches?

autógrafo

Poesía de los años 50

  Bajo la influencia de los autores de Espadaña se va desarrollando una poesía preocupada por la realidad social, por los problemas humanos, por la injusticia y por la miseria. Se trata de una poesía rehumanizada , instrumento de denuncia y de compromiso social. Uno de los poemas más representativos es el poema de Blas de Otero, “Pido la paz y la palabra”, que en este vídeo puedes escuchar musicalizado por Víctor Manuel y Ana Belén.

Poesía de los años 60

La poesía social de los cincuenta, como hemos visto, extiende su influencia a través de los aangelños sesenta, ya que su importancia social, estética e histórica es innegable. De todos modos, se comienza a percibir un cierto agotamiento de los temas y de las formas, con lo que algunos autores, aun siguiendo con el realismo social, pretenden buscar nuevos caminos poéticos. La forma de los poemas va tomando importancia frente al contenido, al mensaje, que continúa siendo esencial. Los autores ya no se ciñen exclusivamente a temas sociales, sino que incluyen temas humanos de toda índole. algunos autores destacados son: Jaime Gil de Biedama, José Ángel Valente y, sobre todo, Ángel González (Oviedo, 1925- Madrid, 2008).

Mientras tú existas,
mientras mi mirada
te busque más allá de las colinas,
mientras nada
me llene el corazón,
si no es tu imagen, y haya
una remota posibilidad de que estés viva
en algún sitio, iluminada
por una luz cualquiera…
Mientras
yo presienta que eres y te llamas
así, con ese nombre tuyo
tan pequeño,
seguiré como ahora, amada
mía,
transido de distancia,
bajo ese amor que crece y no se muere,
bajo ese amor que sigue y nunca acaba.

Si te apetece algo más, no te pierdas este vídeo homenaje Ángel Gozález con motivo de su muerte en el mes de enero de 2008. El poeta recita De viva voz algunos de sus poemas (audiolibro publicado por Visor):

Poesía de los años 70

     Los autores pertenecientes a esta promoción se sienten lejanos de la Guerra Civil y sus consecuencias, por lo que van olvidando paulatinamente los temas sociales y emprenden la búsqueda de nuevos caminos para la poesía. Otra vez se fija la mirada en los poetas del 27, especialmente en aquellos que cultivaron el  surrealismo: Aleixandre, Lorca. Estos poetas huyen del realismo y emprenden una búsqueda que les llevará a tratar temas como el amor, el escepticismo, los motivos culturales o la libertad creativa.

A continuación os dejo el tráiler de la película documental El desencanto, con el que el cineasta Jaime Chávarri intentó ahondar en la familia Panero. Al padre, Leopoldo Panero lo estudiado al hablar de la poesía arraigada. Su hijo, Leopoldo María Panero lo estudiamos en la poesía de los años 70. La historia de esta familia astorgana es una historia de luces y sombras, pero ante todo, una historia de desencanto.

Poesía de los años 80

Es bastante difícil decidir cuáles son los autores más destacados de los últimos veinte años de nuestra literatura, ya que aún nos falta la necesaria perspectiva histórica para poder hacer una criba justa y correcta. Las características de la poesía de estos años son bastante diversas e, incluso, divergentes.

Poetas destacados de estos últimos veinte años:

 

Luis García Montero (1958-)

 

Me persiguen
los teléfonos rotos de Granada,
cuando voy a buscarte
y en las calles enteras están comunicando.

Sumergido en tu voz de caracola,
me gustaría el mar desde una boca
prendida con la mía,
saber que está tranquilo de distancia,
mientras pasan, respiran,
se repliegan
a su instinto de ausencia
los jardines.

En ellos nada existe
desde que te secuestran los veranos.
Sólo yo los habito
por descubrir el rostro
de los enamorados que se besan,

con mis ojos en paro,
mi corazón sin tráfico,
el insomnio que guardan las ciudades de agosto,
y ambulancias secretas como pájaros.

Luis Albero de Cuenca (1950-)

 

Niña, arranca las rosas, no esperes a mañana.
Córtalas a destajo, desaforadamente,
sin pararte a pensar si son malas o buenas.
Que no quede ni una. Púlete los rosales
que encuentres a tu paso y deja las espinas
para tus compañeras de colegio. Disfruta
de la luz y del oro mientras puedas y rinde
tu belleza a ese dios rechoncho y melancólico
que va por los jardines instilando veneno.
Goza labios y lengua, machácate de gusto
con quien se deje y no permitas que el otoño
te pille con la piel reseca y sin un hombre
(por lo menos) comiéndote las hechuras del alma.
Y que la negra muerte te quite lo bailado.
(“Collige, virgo, rosas”,Por fuertes y fronteras, Luis Alberto de Cuenca)
Ana Rossetti (1950-)

Chico Wrangler

Dulce corazón mío de súbito asaltado.
Todo por adorar más de lo permisible.
Todo porque un cigarro se asienta en una boca
y en sus jugosas sedas se humedece.
Porque una camiseta incitante señala,
de su pecho, el escudo durísimo,
y un vigoroso brazo de la mínima manga sobresale.
Todo porque unas piernas, unas perfectas piernas,
dentro del más ceñido pantalón,
frente a mí se separan.
Se separan.

 

Fernando Pessoa

  • images  Empezamos un nuevo tema de literatura y tras transformarnos con Gregror Samsa, nos adentraremos ahora en la rompedora poesía de las Vanguardias y, en concreto, en la sorprendente figura del poeta luso Fernando Pessoa. Para ello repasaremos, en primer lugar, las tendencias literarias de finales del siglo XIX y las del primer tercio del siglo XX.

   A finales del siglo XIX surgió lo que podría denominarse literatura moderna, es decir, un cambio radical en los planteamientos estéticos que habían servido de guía para la literatura de los siglos anteriores. Esto supone que se experimente por caminos no transitados hasta el momento y que se propongan nuevas formas de expresión artística.

       Como iniciadores de la modernidad señalamos, sin duda, a Baudelaire en Europa con la publicación de Las flores del mal  y al norteamericano Walt Whitman con Hojas de hierba.

       Del primero ya hemos hablado en clase y podéis consultar el enlace del Simbolismo para recordar lo que hemos comentado. Con respecto al segundo, os recomiendo la película de El club de los poetas muertos (Peter Weer, 1989), en la que se recitan varios de sus poemas. Uno de los momentos más emocionantes de la película es el que se recoge en el siguiente fragmento:

       Estas tendencias poéticas  comparten unas características comunes:

  • Oposición al sentimentalismo romántico.
  • Rechazo de la sociedad burguesa.
  • Afán de rebeldía individual y social.
  • Concepción no utilitaria del arte y de la literatura: se busca la belleza en sí misma, frente a la llamada poesía útil, comprometida con una causa.

          Entre los principales movimientos literarios de esta época destacan el Simbolismo, el Decadentismo y el Parnasianismo y un grupo de grandes poetas de este período, en su mayoría franceses, cuya nueva sensibilidad supuso toda una renovación para la poesía occidental.

         Con respecto al siglo XX, varias son las dificultades con las que nos enfrentamos

Las señoritas de Avignon, Picasso

Las señoritas de Avignon, Picasso

a la hora de abordar este complejo siglo. Por un lado, la multiplicidad de corrientes estéticas y de pensamiento que coexisten en él que se superponen a vertiginosa velocidad y a las que es difícil adscribir ciertos autores que, por lo demás, evolucionan a lo largo de sus vidas. Por otro lado, tampoco parece fácil catalogar ciertas obras, pues la división genérica se hace cada vez más confusa. Entre la multiplicidad de corrientes artísticas, destacan las Vanguardias.

         Para entender esta fascinante eclosión artística veremos, en primer lugar, este vídeo de Carlos Divo, en el que hace un rápido repaso de los ismos:

        Y para profundizar un poco, os recomiendo este audio en el que la catedrática Nieves Baranda Leturio repasa los movimientos de vanguardia que se producen en el período de entreguerras europeo:

                                                               Las Vanguardias

               Algunos poetas destacados son: Yeats, Eliot, Rilke, Kavafis, Pessoa, entre otros.

         En la segunda parte de nuestro tema, nos centraremos en la figura de Fernando Pessoas, cuyo  verdadero mérito consiste en haber introducido en Portugal las diferentes corrientes literarias del momento: el Modernismo y las Vanguardias.

untitled

         Las hondas transformaciones vividas por la conciencia intelectual y artística de fines del siglo XIX y comienzos del XX, enmarcan y hacen comprensibles aventuras poéticas individuales como la de Pessoa, que expresan una doble crisis: la quiebra de los valores religiosos, morales y estéticos tradicionales (crisis cuyas raíces pueden ser remontadas al siglo XVII), y la crisis más próxima del racionalismo. Todas estas tendencias, contradictorias entre sí, se hallan presentes en el complejo panorama de las vanguardias y abarcan:

  •  En un extremo, la herencia romántica y simbolista que engendra ironía, pesimismo. En el origen de todo está el francés Baudelaire.
  • En el otro extremo estaría, penetrada asimismo por el espíritu romántico, el Futurismo, una literatura que expresa el vértigo de una nueva época, caracterizada por el movimiento y la invención, la máquina, el cine, el automóvil.

         Para acercarnos a esta enigmática figura, os recomiendo el siguiente programa de la UNED: ‘Fernando Pessoa: la belleza de la geometría del abismo’ realizado para TVE con la presencia de la autora del citado estudio sobre el autor portugués, Julia Alonso Diéguez, y la catedrática Mª Teresa Oñate Zubía:

            Curiosamente el nombre de Pessoa prefigura su mayor aportación vanguardista: los heterónimos. Pessoa es “persona” en portugués, es decir máscara, personaje. Con humor y cierta cuota de desequilibrio que puede haber rozado lo patológico, el poeta construyó máscaras de sí mismo que hoy atraen la atención en mayor medida que su propia creación.  Para entender estas cuestiones, os dejo el enlace con  la antología de poemas que vamos a leer en clase y que recoge poemas del ortónimo y de sus heterónimos más importantes: Alberto Caeiro, Ricardo Reis y Álvaro de Campos:

Antología de poemas de Pessoa para PAU

Además, si os apetece leer más, incluimos aquí una antología completa de su obra en edición bilingüe:

Poemas, Pessoa

Os incluyo aquí, también el documento con la teoría que estamos trabajando en clase elaborado por la profesora Mercedes Tárano:

Pessoa, Antología poética

Y la presentación de diapositivas con la que estamos explicando:

Con respecto a su relación con otras artes:

PESSOA EN LA MÚSICA

 

La lengua es mi Patria / Y no tengo patria, tengo matria / Yo quiero fratria

  •  El compositor Tom Jobin transformó el poema El Tajo es el más bello río que corre por mi aldea en música.

 

PESSOA Y EL CÓMIC

 

  • En el cómic La Residencia de los Dioses de Astérix y Obélix hay un esclavo de origen lusitano que recita poesía como homenaje a Pessoa.

 

  • Laura Pérez Vernetti, dibujante de cómics e ilustradora, que ha adaptado al cómic relatos de Kafka y Maupassant, entre otros, ha publicado la novela gráfica Pessoa & Cia.(Lucesde Gálibo, Gorbs Ed.). Vernetti, una de las grandes del cómic, mezcla poesía y cómic para analizar las personalidades de Pessoa.

 

 PESSOA EN EL CINE

 

En dos películas se aborda la presencia fantasmal de Fernando Pessoa:

 

  1. Wim Wenders. Alemania

 

En su Historia de Lisboa (road movie) de 1994, Wim Wenders, a medio camino entre la ficción y el documental, cuenta la historia de un director de cine que llama a su sonidista para que lo ayude a realizar un filme en la capital de Portugal. Cuando el sonidista llega a la ciudad, el director ha desaparecido dejando tan sólo secuencias inconexas. En cierta forma el director desaparecido es como Pessoa: sólo quedan sus imágenes para comprobar su existencia. Decidido a continuar el trabajo del director, el sonidista se dedica, a lo largo del filme, a registrar los sonidos de la ciudad. Al mismo tiempo que va grabando el sonido, el protagonista asiste a un concierto de Madredeus y a lo largo del filme también pueden escucharse fragmentos de la poesía de Pessoa hasta que, en algún momento, aparece en un tranvía un hombre de sombrero, con un pequeño bigote y de gafas redondas que no es otro que el fantasma de Pessoa que deambula por la ciudad como su emblema.

  1. Alain Tanner. Suiza.

El cineasta suizo Alain Tanner, por su parte, realizó, en 1998, el filme Réquiem, basada en una novela homónima (1991) del escritor italiano Tabucchi. La película cuenta la historia de un escritor que acude a una cita en Lisboa. Quien lo ha llamado es nada menos que el fantasma de Pessoa, que le ha pedido encontrarse con él al mediodía. Convencido de que los fantasmas solo aparecen a la medianoche, el protagonista se dedica a deambular por las calles de Lisboa en busca del fantasma de Pessoa acudiendo a los diversos cafés y lugares por los que vagaba el poeta. En su vagabundeo, y mientras llega la medianoche, el escritor se encuentra con diversos amigos que ya han muerto hace tiempo. A medio camino entre lo fantástico y lo real, el filme se sitúa en esa frontera indefinible que separa a los vivos de los muertos.

            Para profundizar en este tema, os recomiendo que veáis el siguiente vídeo que recoge una conferencia de Perfecto Cuadrado, en la que con motivo de una exposición sobre el vate luso, se revisa la ingente obra de Fernando Pessoa:

          Y, por supuesto, no dejéis de visitar la página de literatura universal de Dinora.

Novecentismo y Vanguardias

           Empezamos nuevo tema de literatura, en él nos asomaremos a la literatura de entreguerras, lo que en nuestro país se traduce en el Novecentismo (Generación de 1914) y en la asunción de las Vanguardias europeas.

Novecentismo y Vanguardias

           En primer lugar veremos las características de la literatura de corte intelectual para minorías del Novecentismo, centrándonos fundamentalmente en la figura del ilustre poeta, premio Nobel de literatura en 1956, Juan Ramón Jiménez.

Para ello os recomiendo este interesante reportaje de Canal Sur que aborda su vida y su literatura:

 

 

       Además, si tenéis tiempo y deseáis profundizar en su vida y obra, podéis ver la película La luz con el tiempo dentro, estrenada este mes de marzo y  dirigida por Antonio Gonzalo o visitar la página web de la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez en la que, además de datos biográficos y literarios de este autor y su esposa, se refieren todas las actividades relacionadas con el poeta.

        A continuación nos adentraremos en el estudio de las Vanguardias,

La persistencia de la memoria, Salvador Dalí (1931)

La persistencia de la memoria, Salvador Dalí (1931)

un conjunto de movimientos artísticos renovadores que se producen en Europa durante el primer tercio del siglo XX. Estos se  denominan también  ismos y en ellos se sitúan autores jóvenes que desean abrirse paso al margen de la cultura oficial. Como veremos, se suceden en Europa a un ritmo vertiginoso y no tienen un carácter exclusivamente literario, sino que afectan profundamente a las artes plásticas y proyectan su reflejo en casi todos los ámbitos de la cultura.

   Las principales características de las vanguardias son:

  • Ruptura radical con las normas del pasado
  • Búsqueda de la originalidad a través de la experimentación: no imitan ni copian la realidad, sino que buscan nuevas formas de expresión

Para abrir el tema os recomiendo el siguiente vídeo de Carlos Divo, que recoge de forma sucinta las distintas vanguardias: